5 síntomas de un diente enfermo

¿Alguna vez te has preguntado si tienes un diente enfermo?

La odontología es la rama de la medicina que estudia los dientes y sus enfermedades.

Anteriormente nuestros ancestros solucionaban un dolor de diente con plantas medicinales o extrayendo la pieza dental, en aquellos tiempos tal vez esa era la única solución y tal vez la más satisfactoria para los pacientes. La odontología no solo nos aporta estética si no un gran beneficio de funcionabilidad, que aun en la actualidad una gran parte de la población desconoce. Una enfermedad dental nos puede desencadenar múltiples perjuicios a nuestra salud en general, la boca está expuesta a millones de bacterias y microorganismos diariamente que con el pasar del tiempo pueden llegar a traer consecuencias.

¿Te has preguntado que consecuencia trae extraer un diente?

Bien, pues muchas personas desconocen la gravedad de extraer un diente y sencillamente no reemplazarlo, en la antigüedad tener una sonrisa bonita no era importante sencillamente si te dolía la solución era sacarlo y ya, con los avances de esta ciencia y de la tecnología extraer un diente es el último tratamiento que se le da a un paciente, cada día tratamos de salvarlo de la mejor manera posible, ya que los dientes tienen una función importante en nuestro cuerpo.

La mejor manera de cuidar nuestra salud bucal es tener el gran hábito de la higiene personal, sin esta es muy complicado tener una boca y dentadura saludable. En este artículo te enseñamos como realizar una adecuada higiene bucal.

A continuación, mencionamos algunos síntomas de un diente enfermo.

Si presentas algunos de estos síntomas debes consultar a tu odontólogo, en la clínica Premium Dental, contamos con un gran equipo de odontólogos altamente especializado y multidisciplinario que te ayudarán a diagnosticar y reparar tus dientes enfermos.

DOLOR: Generalmente el dolor aparece cuando la enfermedad ya esta muy avanzada (caries) en este caso es el principal causante de un diente enfermo.

ABSCESO: Se manifiesta con una inflamación localizada o aun peor generalizada (inflamación del rostro), este se presenta en supuración ya que hay muchas bacterias atacando el diente en su raíz.

SANGRADO: El sangrado nos alerta que algo no está bien, no siempre la sangre es referente de un diente enfermo, sino que se convierte en un agente alertante para que visites a tu odontólogo y halla una solución pertinente.

MAL ALIENTO: Este factor nos preocupa a todos. Si tienes un diente enfermo generalmente va a verse reflejado en este síntoma que es bastante incómodo.

CAMBIO DE COLOR: este síntoma no siempre se presenta con dolor, por lo contrario es un factor silencioso ya que en muchas ocasiones el diente ya está afectado sin darte cuenta, y se manifiesta después de un tiempo.

María Alexandra Silva
Aux. Premium Dental

¿Tienes alguna pregunta?

Escríbenos por Facebook

Maloclusión dental

Cuando de salud, funcionalidad y estética dental se trata, es importante traer a colación un

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *